Crear comando personalizado para el terminal Linux.

¿Os suenan esos comandos de la terminal que son más largos que una ristra de chorizos? Los que manejamos Linux día a día y hacemos casi todo mediante la consola de comandos, sabemos que muchas veces se da el caso de que tenemos que ejecutar un comando de esos y, en muchas ocasiones, varias veces en un tiempo muy corto. Qué bonito sería poder acortar esa ristra de palabros y variables a una sola palabra mucho más fácil de recordar y ahorrar tiempo y esfuerzo al escribirla, ¿verdad? Pues como con casi todo, Linux nos da la solución, y se llama “Alias”.

Alias.

Alias es un programa que viene por defecto en prácticamente todas las distribuciones de Linux y que nos permite crear un comando personalizado o alias que, al ejecutarlo en la consola, equivaldrá a ejecutar el comando al que hayamos asignado dicho alias. Pinta bien, ¿verdad?

Sin embargo, debemos usarlo con responsabilidad. ¿Por qué? Porque es muy tentador crearle un alias a todos los comandos que sueles usar en Linux y a los que no sueles usar tanto, asignándoles una expresión más fácil de recordar pero… ¡arriesgándote a olvidar los comandos originales! Y esto puede ser un problema si un día necesitas ejecutar alguno de esos comandos en el ordenador de otra persona.

Hay dos formas de crear un alias para un comando. Una será efectiva solo hasta que cerremos la terminal y la otra será permanente en nuestro sistema. Veamos primero cómo hacer uno temporal:

Creando un alias temporal.

Para crear un alias temporal ejecutaremos el siguiente comando:

alias nombreAlias="comandoOriginal"

donde:

  • nombreAlias es el nombre que queramos darle a nuestro comando personalizado.
  • comandoOriginal es el comando original que queremos asignar a nuestro alias.

Por ejemplo, si queremos crear un alias para los comandos “sudo apt-get update” y “sudo apt-get upgrade” y quisiéramos llamarlo “actualizar”, ejecutaríamos el siguiente comando:

alias actualizar="sudo apt-get update && sudo apt-get upgrade"

Y después de ejecutarlo, siempre y cuando no cerremos la consola, cada vez que ejecutemos el nuevo comando “actualizar”, se ejecutarán automáticamente los comandos “sudo apt-get update” y “sudo apt-get upgrade”.

Alias permanente.

Si queremos que el alias permanezca en nuestro sistema aunque apaguemos nuestro ordenador o cerremos la consola, debemos acceder al fichero oculto “bashrc”. Para ello, ejecutamos el siguiente comando:

sudo nano ~/.bashrc

Al final del fichero añadimos el siguiente texto:

# Comandos propios
alias actualizar="sudo apt-get update && sudo apt-get upgrade"

Guardamos los cambios en el archivo y ejecutamos el siguiente comando para activar el alias:

source ~/.bashrc

Y listo. Nuestro alias quedará permanente en nuestro equipo.

Como siempre, cualquier sugerencia o consulta podéis hacérmela llegar enviando un correo electrónico a sugerencias@manusoft.es o dejando un comentario en la entrada. ¡Muchas gracias por visitar ManuSoft.es!